Tarta de queso y uvas

Este plato es bastante sencillo porque se parece bastante a la típica tarta de queso pero la uva le da un toque diferente.

CATEGORIA:

Postres

EDAD RECOMENDADA:

A partir de 4 años, siempre bajo la supervisión de un adulto

DIFICULTAD:

Fácil

INGREDIENTES:
  • 200 gr de queso crema
  • Má 200 ml de nata líquida
  • Y 200 ml de leche
  • 1 sobre de gelatina en polvo neutra o 6 hojas de gelatina
  • 100 gr de azúcar
  • 4 quesitos en porciones
  • Uvas para recubrir la tarta
  • Para glasear: Medio vaso de agua, 1 cucharadita de azúcar, 1 hoja de gelatina
  • Para la base: 100 gr de galletas tipo María, 2 cucharadas de mantequilla
PREPARACIÓN:

Usamos un molde desmontable. Pasamos las galletas por la batidora hasta que se conviertan en ‘harina’ y la mezclamos con la mantequilla derretida (en el microondas 15 o 20 segundos). Cubrimos la base del molde con la mezcla y la prensamos muy bien para que se compacte.

Batimos la nata hasta que espese y aumente de volumen. Podemos hacerlo en la batidora. Añadimos la leche con el queso, el azúcar y los quesitos.

Si la gelatina es en hojas la hidratamos en un poco de agua unos minutos y la terminamos de licuar en el microondas unos segundos. Si es en polvo la diluimos en un poco de leche calentada en el microondas. En ambos casos la añadimos al momento.

Mezclamos muy bien todo y cubrimos con esta mezcla la base de galletas, con cuidado para que no se levante la base de galletas. Dejamos que cuaje la tarta en frío el tiempo necesario para poder poner la cobertura.

Pelamos las uvas, las cortamos en mitades y eliminamos las pepitas. Las colocamos ordenadamente sobre la tarta a medio cuajar.

Para hacer la cobertura mezclamos el azúcar con medio vasito de agua (o vino blanco dulce si lo prefieres), calentamos medio minuto al microondas y añadimos la hoja de gelatina. Dejamos hidratar un poco y terminamos de licuar otros 10 segundos en el microondas. Cubrimos la tarta con la mezcla.
La tarta tendrá que enfriar en la nevera unas horas, o de un día para otro, hasta que cuaje por completo.

Fuente: Divina Cocina