Parque fluvial del Arga

Naturaleza pura en el corazón de la ciudad

El río Arga  atraviesa Pamplona de este a oeste, y su curso se ha convertido en un curioso paseo natural de cerca de 12 kilómetros. Son aproximadamente un millón de metros cuadrados de naturaleza que lo convierten en el primer y gran pulmón verde de la ciudad.

Si en tu estancia no tienes tiempo para disfrutar tranquilamente de este parque, al menos podéis dedicarle un paseo, que a pie os llevara un par de horas, pero que os aseguro que a vuestros peques les encantará y a vosotros también. Personalmente me parece un lujo contar con una zona así en el centro de la ciudad.

Este parque ofrece muchas posibilidades podéis pasear, andar en bici (De hecho nuestro siguiente articulo será de esto) o en patines, dar de comer a los patos, caballos, ponys o incluso realizar un paseo en piragua.

 

Por donde empezar

Tomaremos el ascensor de la calle descalzos o si preferís aprovechar para impregnaros algo mas de algo mas de la esencia de Pamplona, podéis bajar andando por el recorrido del encierro, desde el Ayuntamiento, por la cuesta de Santo Domingo hasta el corral de donde salen los toros. De ahí bajaremos hasta los corralillos del gas, haciendo a la inversa el recorrido que hacen los toros por las noches y que si eres de fuera probablemente no conozcas. Al pasar el puente hacia los corrales del gas iréis justo hacia el otro lado y de ahí te espera un precioso paseo natural bordeando los meandros del río de aproximadamente a unos 800 m. se encuentra el parque de la runa, ahí tenéis unos columpios por si queréis descansar un rato.

A continuación hay un tramo del trayecto que se ha hacer por la acera, subir al puente del parque (es el que aparece en la foto de arriba que tiene un «pirulo gigante») y de ahí seguiremos por la calle vergel hasta el puente de la magdalena cruzaremos uno de los mas míticos y hermosos puentes de Pamplona y seguiremos por el camino hasta las pasarelas. Y desde ahí podéis cruzarlas y subir al parque de la media luna por un ascensor dando por concluido el paseo, o seguir y podéis hacer un recorrido circular que es donde mas disfrutaran vuestros peques. 

De las pasarelas, seguir bordeando el río por el paseo hasta que encontréis una valla a mano izquierda, momento en el que nos saldremos del paseo y tomaremos una senda entre unos arboles que nos llevara a una pista que transcurre paralela a la granja de Goñi, en donde encontraremos caballos y siguiendo ya por por la carretera encontrareis otra zona con un montón de ponys, encantados y dispuestos a que vuestros peques les den de comer.

Cuando consiguaís que vuestros hijos se quieran ir de ahí, seguiréis la carretera hasta llegar nuevamente a las pasarelas y tras cruzarlas (que también es una aventurilla para los peques)  de ahí tenéis dos opciones o tomareis el ascensor que sube al parque de la media luna (muy bonito también  y del cual hablare en otro articulo) o subís por la cuesta del Club natación (bastante empinada por cierto) y llegáis al centro de Pamplona saliendo justo al mítico tramo del encierro de «Telefónica» pudiendo aprovechar para hacer una visita a la plaza de toros o descansar tomando un pintxico en la calle estafeta.